Vuelve el Slip dress o vestido lencero

3 junio, 2021
Maria Uranga

¿Qué es slip drees o vestido lencero?

El slip dress o vestido lencero fue prenda estrella en los años 90. Revolucionó la industria de la moda y se ha convertido en todo un clásico par infinidad de interpretaciones. La modelo Kate Moss popularizó esta pieza en el año 1995 al acudir a la entrega de los premios CFDA con un vestido blanco de líneas minimalistas de Calvin Klein. Desde entonces, no ha pasado de moda y se ha convertido en una prenda clave.  Se diseñó por el crecimiento del interés por el feminismo y el deseo de obtener una autonomía personal.  Las mujeres se encontraron con la necesidad de contar con prendas sencillas y versátiles en su armario.

No ha habido supermodelo que se resista a llevar esta prenda en galas, pasarelas o eventos especiales. Durante la semana de la moda en París la modelo Gigi Hadid lució un fantástico slip dress de Jacquemeus en el desfile otoño-invierno 2020. Desde las famosas fotos de la supermodelo que rodaron por todo instagram y que fueron principal tema de conversación en revistas o entrevistas sobre la fashion week, toda mujer quiere tener un vestido similar en su armario para poder lucirlo en sus mejores ocasiones.

Embed from Getty Images

Estos vestidos suelen estar confeccionados en tejidos especiales como la seda, chiffon o charmeuse, suele tener gran parte de la espalda descubierta y normalmente la tela cae ligeramente por el escote. También se denominan vestidos lenceros por ser sedosos con tirantes finos y ceñidos. Referente a su largura los verás mini o maxi.  Hoy en día, se pueden encontrar en diferentes estilos de tiendas, desde en una tienda de prendas de lujo, hasta en una de low cost.

Embed from Getty Images

Al escoger un vestido lencero para tu look, debes ser consciente del estilo que has elegido y que imagen quieres transmitir.  Si quieres usarlo para trabajar o para una ocasión más formal, es recomendable no usar un vestido escotado, corto, sexy…Un vestido lencero midi o largo acompañado de una cazadora, daría un toque más conservador y elegante. Además, tienes que tener cuidado con lo que llevas por debajo. Es un vestido fino y fácil de que marque la ropa interior. Es recomendable utilizar tu spanx más cómodo para suavizar un poco las formas.

Embed from Getty Images

Como os comentaba, se suele utilizar para fiestas o eventos especiales. Es un vestido vistoso y que destaca por sí solo, por lo tanto, un maquillaje natural y un peinado sencillo, cabello suelto por ejemplo, convidaría a la perfección. Para no quitar protagonismo al vestido o hacer que él look se vea cargado, lo complementaríamos con unas sandalias de tacón o stilettos negros o de algún otro color que combinen con este. Además, si se quiere dar una visión más informal, se podrían incluir unos zapatos planos, desde unas sandalias a unas chanclas. El look se podría acompañar con un collar brillante, alguna pulsera fina y si eres un amante de los anillos, también seria todo un acierto. Un bolso de mano en conjunto con los zapatos es perfecto, y tanto si es de forma cuadrada como redonda, sentará bien. En el caso de este vestido, es mejor no usar demasiados accesorios, ya que el minimalismo es clave. Logrando un look donde el concepto o término “menos es más” sin lugar a dudas es la clave.

Embed from Getty Images

Por otra parte, cada vez son más las que apuestan por darle una vuelta a este vestido y hacerlo más de calle e incluirlo en el día a día. Podemos combinarlo con unas zapatillas o unas botas y añadir una cazadora vaquera, de cuero o una chaqueta gamuza. Además, desde que se puso en tendencia el layering, se puede crear una combinación tanto para invierno como para primavera colocando únicamente un jersey debajo o encima de este. Mi forma favorita de llevar el vestido es con una chaqueta vaquera y unas zapatillas. Un look infalible para cualquier día de la semana.

Dependiendo de la pieza que se escoja, puede ceñir bastante la silueta de la mujer, por eso es recomendable que, si se quiere disimular alguna curva, se utilicen colores oscuros como el burdeos o negro.

Aunque parezca un vestido simple y fácil de vestir, no lo es. Hay algunas otras piezas que su corte es recto, por lo tanto, un corte en la pierna estilizará la silueta.

Los colores neutrales siempre serán un acierto. Te darán posibilidades de combinarlos con otras prendas y conseguir un look que vaya con tu identidad.

Tras la pandemia, el estilo de este vestido ha cambiado bastante. Se está diseñando para todo tipo de gustos y para gente con ganas de salir y disfrutar. Se apuesta por looks más rockeros y con vestidos llenos de personalidad y movimiento. Se están añadiendo los flecos y notas de color La marca Dries Van Noten ha lanzado slip dresses añadiendo choques de color, como el rosa- rojo y diferentes tejidos como el satén-pelo, logrando un estilismo lleno de equilibrio y personalidad.

Embed from Getty Images

Embed from Getty Images

Otros diseñadores cómo Jil Sander han introducido toques lenceros para aquellas personas que no quieran pasar desapercibidas y amen enseñar su piel.

Es ideal para cuando nos queremos ir de viaje, ni ocupa ni pesa. Te lo puedes poner múltiples veces cambiándolo de todas las formas y maneras que te hemos comentado.

No comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.