S.O.S. ¿CÓMO CUIDO MI PIEL?

16 enero, 2020
Maria
S.O.S: ¿CÓMO CUIDO MI PIEL?

Tras los estragos de la Navidad toca época de cuidarse por dentro y por fuera. Los excesos de estos días afectan a la piel. Tanto una mala alimentación como la falta de descanso o las calorías de más hacen que la piel se altere y que las imperfecciones y nuestros puntos débiles sean más visibles.

La piel es el órgano más extenso del cuerpo y hace que nos proteja de las agresiones externas. Antes de empezar por cualquier cuidado conoce tu tipo de piel para poder mimarla y sacarla todo el partido posible.

¿Qué tipo de piel tengo?
PIEL SECA:

PIEL SECA: Si eres de las que tiene una piel bonita, sin imperfecciones ni brillos estás de suerte. Para mantenerla cuidada y con buen aspecto no olvides hidratarla bien a diario para poder lucirla equilibrada y con luminosidad. Si optas por maquillarte, una base luminosa e hidratante es perfecta para ti.

PIEL MIXTA:

PIEL MIXTA: es una de las mas complicadas de tratar ya que presenta zonas secas y grasas. Puedes identificar este tipo de piel porque tiende a poros dilatados y granitos en la llamada zona “T” frente, nariz y barbilla. Una recomendación para mimar este tipo de piel y controlar las imperfecciones es aplicarse una vez por semana una mascarilla de arcilla verde, te ayudará a cerrar los poros y a lucir una piel más cuidada.

PIEL GRASA:

PIEL GRASA: Controlar los granos y las imperfecciones acaba resultando una pesadilla para aquellos que los padecen. Por desgracia, los brillos, granitos y espinillas es una de las características principales de este tipo de piel. Una mascarilla semanal, una limpieza adecuada y llevar un tratamiento para controlar el exceso de grasa y la obstrucción de los poros es fundamental en este tipo de rostro. A la hora de elegir un maquillaje no olvides optar por uno “oil free” o libre de grasas.

PIEL SENSIBLE:

PIEL SENSIBLE: los cambios climáticos afectan directamente a este tipo de piel, suele enrojecerse, se irrita y se deshidrata con facilidad presentando en ocasiones descamación. Mantén la piel limpia e hidrátala siempre para protegerla de las agresiones externas. Es imprescindible utilizar un factor protector, incluso en invierno.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies